martes, 20 de febrero de 2018

CAJAS NIDO DE LOS VILLARES 2017


Otro otoño más, una de las actividades del grupo ha sido la revisión, limpieza, reparación y preparación de las cajas nido que tenemos instaladas en el Parque Periurbano de los Villares para que estén dispuestas para la próxima primavera.

De las 144 cajas, colocadas en diversos entornos del Parque, y debido a diversos problemas (pérdida, retirada por diversas circunstancias,…) solo quedaron 136 operativas durante la época de cría de 2017. De éstas, se  observó ocupación en 106, lo que supone un 77,9 % de éxito de anidación, el dato más alto en los años que llevamos trabajando aquí. Entre las cajas ocupadas, se detectó doble éxito de nidificación en tres de ellas (la caja 95 por trepador azul y carbonero; la caja 97 por párido y gorrión; y la 27J, por herrerillo común y carbonero).
Analizando los materiales de un nido de herrerillo común

De las 30 cajas nido consideradas como no ocupadas, varias se vieron afectadas por la acción de los pájaros carpinteros, influyendo negativamente en el éxito de ocupación de las mismas. No obstante, se hallaron materiales o signos de intento de anidación sin éxito en 6 de ellas.

Las especies que han ocupado estas cajas nido en 2017 han sido carbonero común (Parus major), herrerillo común (Cyanistes caeruleus), herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus), gorrión común (Passer domesticus), trepador azul (Sitta europaea), agateador común (Certhia brachydactyla), colirrojoreal (Phoenicurus phoenicurus) y chochín común (Troglodytes troglodytes).

Gráfico de la ocupación por especies registrada en el 2017

Cabe destacar varias sorpresas, la consolidación de la ocupación por parte del agateador, así como la presencia entre ellos del colirrojo real (dos parejas, una en caja de párido y la otra en caja de agateador) y el chochín (que prefirió una caja típica de párido).


Macho de colirrojo real en la caja

Nido de colirrojo real
Chochín común
Nido de chochín común en caja de párido

Este año sólo se han apreciado signos de predación en 7 de las 106 cajas, es decir, un 6,60 % y sin concentrarse en ninguna zona en concreto. Lo que supone una reducción con respecto a los datos del año anterior, que afianza la tendencia del año pasado. 
Este logro creemos que ha sido propiciado por las medidas que se adoptaron a raíz de la situación de hace dos años, en el que la tasa de predación alcanzó el 12,5 %, a las que hemos añadido la instalación de una tablilla en el interior, justo bajo el agujero de acceso, que divide el espacio interior en dos zonas y protege la inferior, donde se crían los pollos, de aquellos predadores que introducen las patas por la abertura de la caja.

Nuestras cajas también son ocupadas, en algún momento del año, por otras especies como murciélagos, avispas, salamanquesas, chinches,…, y este año, ha resultado curioso la aparición, en el interior de dos cajas, de la chinche americana de los pinos, especie invasora originaria del oeste de Estados Unidos, que se alimenta de la savia de brotes, piñones y piñas en formación.

Sin duda, estos datos confirman que ha sido un buen año para las cajas de los Villares.


Herrerillo común, el más beneficiado de las cajas


Puesta abandonada de herrerillo común
Nidos de agateador común
Chinche americana de los pinos

Excrementos de murciélago sobre nido de herrerillo común


Uno de los ocupas de nuestras cajas
Y os dejamos con un vídeo resumen de la actividad que desarrollamos.




lunes, 5 de febrero de 2018

CAJAS NIDO EN RABANALES : EPISODE II

Hola amigos. El pasado día 18 de enero fue la fecha que escogimos con Miguel Antúnez y el Aula de Sostenibilidad de la UCO para la revisión y limpieza de los 60 nidales que tenemos instalados en el recinto del campus universitario de Rabanales.


Ésta era la segunda temporada que los nidales estaban emplazados allí y recordaréis que la nota dominante de la primera temporada fue una ocupación muy concentrada en la zona del laboratorio animal y ausente de la colonia San José y una presencia importante de predadores. (ver artículo temporada 2016)

Ubicación de las cajas ocupadas en 2016 : En verde, por Carbonero común, en amarillo, por Herrerillo común

A las 9,30 h de la mañana nos emplazamos en la sede del Aula de Sostenibilidad y tras un café, el equipo que iba a revisar las cajas, constituido por Miguel Antúnez, Javi (de WWF-Córdoba), David y yo mismo, nos dispusimos a iniciar nuestro recorrido por el campus.

Gorrión común

La primera novedad fue la ocupación de las cajas por otra especie, la más urbanita de todas, el gorrión común. Este ave anidó hasta en cuatro de las cajas del campus, produciéndose en dos de ellas el fenómeno de la doble ocupación. Primero entró un párido, y luego el gorrión.



Herrerillo común


Dentro de los páridos, los herrerillos comunes vencieron a los carboneros comunes, y ocuparon hasta ocho cajas. Los carboneros no tuvieron mucha suerte y de las tres cajas que ocuparon, en una de ellas, la puesta se perdió por completo, apareciendo 6 pollos muertos, sin signos aparentes de predación. 




Carbonero común
Una conclusión importante, es que las medidas implementadas para impedir la predación, y que consistían en emplazar una tablilla bajo el orificio de acceso para proteger a los polluelos de las garras de comadrejas u otros mustélidos, no han sido bien aceptadas por las aves. Se emplazaron 9 de estas cajas, precisamente en la zona de mayor ocupación el año pasado, y sólo una fue ocupada. Consecuencia de todo ello, fue el descenso brutal de la ocupación en la zona en torno al laboratorio animal.
El efecto secundario a este hecho fue que la ocupación en la zona próxima a la capilla y a la colonia San José se disparó.

Un hecho importante y positivo es que no hemos constatado indicios de predación en ninguna de las cajas esta temporada.

Gráfico de ocupación 2017 : En verde, por Carbonero común; en amarillo, por Herrerillo común; en rojo, por gorrión común; en rojigualdo, doble ocupación por Herrerillo común y gorrión.  

Así pues, resumiendo :

CAJAS OCUPADAS : 13 de 55, o un 23,63% (No se encontraron 5 cajas)

ESPECIES OCUPANTES :
Dos de ellas con doble ocupación por herrerillo común y gorrión común.


Y ahora como una imagen vale más que mil palabras, ahí tenéis la reseña gráfica. Que la disfrutéis.

De izquierda a derecha, Miguel Antúnez, David, Carlos, Miguel y Javi, el equipo de trabajo

Caja 23. Aunque lo intentó un párido, fue finalmente el gorrión quien ocupó la caja y se reprodujo.

Caja 28. Un nidal de carbonero común en el corazón de la colonia San José que contenía dos pollitos muertos.

Caja 4. Un precioso nido de carbonero común que crió con éxito.

Caja 2. Un nidal exitoso de herrerillo común

Caja 10. Un nidal de herrerillo común que contenía un pollo muerto y un huevo sin eclosionar.

Caja 11. Un nido de carbonero con fracaso reproductor: 6 pollos muertos, aparentemente sin lesiones. Algo debió sucederles a los padres.
El mismo nidal, dentro de la caja 11, antes de extraerlo.

Bajando cajas en el corazón de la colonia San José.

En esta caja sólo las avispas "anidaron".

Caja 18. Un precioso nidal de herrerillo común con mucho pelo junto al laboratorio animal.

Caja 29. Un gorrión lo intentó e incluso puso un huevo... pero la cosa no cuajó.

Caja 30: Una caja con doble ocupación. Primero entro el herrerillo y luego el gorrión. Ambos se reprodujeron con éxito.

Otra caja donde sólo las avispas se cobijaron.

Caja 41. Exitoso nidal de gorrión común.
Caja 44. Un nidal de herrerillo que los noveles confundirían con uno de gorrión junto al depósito de residuos del laboratorio animal.
Caja 43. Otra caja con doble ocupación por herrerillo común y gorrión común. Próxima al campo de fútbol.


Caja 54. Otro típico nidal de herrerillo junto al bosque universitario.

Caja 57. Hubo intento de ocupación por párido primero y luego por gorrión... pero las avispas se llevaron el gato al agua.

Caja 59. La única con sistema antipredación ocupada, por herrerillo común. Contenía un pollito muerto.

Las cajas con la tablilla antipredación no fueron bien aceptadas por las aves. Sólo una de nueve fue ocupada. Fijáos en las construcciones de las avispas alfareras en la cara interna del frontal abatible de la caja.

También  las salamanquesas gozaron de la hospitalidad de nuestras cajas.


lunes, 29 de enero de 2018

SIN RASTRO DE LOS AUTILLOS

Hola amigos. Tras la pausa navideña y el parón forzado por la tan deseada como escasa lluvia, reanudamos las actividades en este nuevo 2018. Ahora en este mes de enero es el momento adecuado para terminar de revisar las cajas que colocamos la pasada primavera, ver si hubo ocupación y comprobar si necesitan alguna labor de reparación y mantenimiento.




Recordaréis que la pasada primavera los chicos de la Fundación Salesiana Don Bosco construyeron con nuestra ayuda varios nidales para autillo que emplazaron en el recinto del Parque Cruz Conde (ver artículo). Pues bien, el día 17 de enero, quedamos María Dolores, Ignacio y yo mismo, para revisar dichas cajas.

La verdad es que no teníamos mucha fe en que se hubieran ocupado por este "pequeño búho" durante la primavera pasada, ya que a finales de Mayo hicimos varias visitas nocturnas estableciendo siete puntos de escucha próximos a la ubicación de las cajas, y el resultado fue negativo. Sólo oímos el monótono y repetitivo canto del ave al otro lado de la carretera, en la Ciudad de los Niños.

La anécdota de la actividad es que contábamos con un casco y un arnés además de nuestra magnífica escalera como medidas de seguridad para subir al árbol...pero nos olvidamos la cuerda y los mosquetones. Así que tuvimos que subir arriba cargándonos de valor y extremando la prudencia.

El resultado de la inspección de las cajas fué el siguiente:

  • Caja 3: No se pudo bajar al estar muy alta y no ir bien equipados. Lo intentaremos próximamente.
  • Caja 4: Vacía.
  • Caja 6: Vacía.

Así que más o menos nos quedamos con esta cara :


Al final bajamos todas las cajas para mejorar el sistema de apertura para facilitar su mantenimiento y revisión y en próximas fechas volveremos a encaramarnos a los árboles para dejarlas preparadas en todo lo alto a la espera de que esta próxima primavera sí se fijen en ellas los autillos y establezcan en ellas su nidito de amor.




Ahí va la reseña gráfica, gentileza de María Dolores. Los valientes escaladores, Ignacio y Carlos.


Caja 1: Ocupada por gorrión y tórtola turca.





Ignacio descolgando la caja 2, también ocupada por gorrión común

Ignacio sujeta la escalera mientras Carlos sube a la caja 4, que estaba vacía.

Ignacio tratando de descolgar la caja 5.

Como Ignacio no pudo, Carlos termina de descolgar la caja 5.

Otro nido de gorrión común en la citada caja 5.

Ignacio tratando de abrir la caja 6, la única que no descolgamos y estaba vacía.

Ignacio en la caja 7, la última, donde intentó anidar sin éxito un gorrión común.